Portada

Crónica: Así fue la Marcha del Filtro 2017

Crónica de una memoria que resiste Llegó Agosto y con él un 24 que para nosotros está presente todo el año, cada uno de estos 23 ...

26 de agosto de 2017

Proclama: A 23 años del Filtro


El Jueves 24 de Agosto, se realizó la marcha del Filtro, a 23 años de la represión y de los asesinatos de Fernando Morroni y Roberto Facal, bajo la consigna: El Estado dispara, la memoria resiste.

La marcha partió del Obelisco a las 19hrs rumbo al Filtro donde se llevó adelante el acto con la lectura de la proclama de la Coordinación 24 de Agosto, la intervención de los compañeros de la Brigada de Askapena, la lectura de un volante en solidaridad con la campaña por la aparición con vida de Santiago Maldonado y se cerró el acto con la intervención de Norma Morroni.


A 23 años de la masacre del Filtro
El Estado dispara
La Memoria resiste.

Hacen ya casi 525 años que los Estados europeos desataron el genocidio de nuestros pueblos…

Más de cinco siglos de saqueos, torturas y masacres de las culturas originales…
Hacen ya 186 años del exterminio en Salsipuedes y Rivera sigue siendo recordado con monumentos y calles como héroe… 
Hacen ya 44 años que se instaló el Terrorismo de Estado y su impunidad está ahí vivita y coleando…

Los desaparecidos, desaparecidos están.

Las miles de denuncias de torturas duermen en cajones de jueces y fiscales custodiadas estrictamente por fusiles y botas.

El escándalo de los archivos Castiglioni no invalida los archivos de hoy armados sin escrúpulos en nuestras narices por drones y nada pasa.
Hace 41 años, un día como hoy,  el plan Cóndor desapareció a Ana Claudia García y secuestró a  Macarena...

Hace 23 años que el Estado español y uruguayo mandaron matar. Y son culpables.

Hace 23 años que Lacalle y Gianola están impunes. 
Lacalle ha permanecido en contiendas económicas y políticas tan careta como hace 23 años. Y son culpables.

Gianola hoy reaparece a declarar sobre los archivos en democracia… y es culpable

Dice nada saber. ¡Gianola es de pobre memoria se olvidó del Filtro!!! Y es culpable

Hace 23 años mandó a matar la solidaridad, la trató con balas y palos.
Hace 23 años mataron a Roberto y  Fernando.
Hace 23 años el joven estudiante del IPA Carlos Font quedó con muerte cerebral.
  
Pero mirémonos… aun hay quien sostiene TIEMPO AL TIEMPO
¿Hasta cuándo es la espera? ¿Qué esperamos?

¿Esperamos que el Estado juzgue al Estado en sus acciones más aberrantes?
¿Esperamos que Gavazzo hable?

¿Qué Gianola reconozca que entregó la vida de Roberto de Fernando de Font por un puñado de patrulleros y ambulancias? 
¿Qué  esperamos?

Hace más de dos años Norma denunció a quien se jacto de haber disparado doce veces a Fernando por la espalda pero nadie recogió el guante… a nadie importó. Ese rostro en la sombra, esa "campera negra" lleva el nombre de Waldemar Rosas Ruiz. La noche del 24 de agosto de 1994 era chofer de un comisario en un Fiat Duna Blanco. Silencio más silencio. Y es culpable
Hace años hemos denunciado los ascensos de los represores del Filtro, de Rolan, de Guarino; de Erode Ruiz, de Navas, de Eduardo Ojeda. Ellos saben.  Ellos callan. Y son culpables

El Estado dispara. El Estado tortura encarcela hambrea.  Y es culpable.
Pero la memoria se abre paso. Resiste. 
La memoria no espera no da tiempo al tiempo. 
Hemos aprendido que la memoria tiene su tiempo. La memoria –a veces- parece no estar. 

Pero siempre está clandestina o gritando.

¡Teman los opresores asesinos de solidaridades y sueños cuando la memoria no solo grite sino que muerda!

Hay quienes no esperan, hay quienes van descubriendo verdades y actúan.
Hace 44 años las y los que protagonizaron la Huelga general no esperaron ocuparon sin burocráticas decisiones. Porque sin duda la consigna era clara: ante Golpe de Estado ¡Huelga General!

Hoy los muchachos y muchachas en las carpas de la educación no esperan
Los trabajadores de Polo que hace 7 meses ocupan y luchan no esperan

Hay peludos cañeros que no esperan
Las mujeres de la Specia no esperan
Los trabajadores de Tiempost tampoco. 
Ni los del supergas, ni los de Salud Pública.  

Muchas y muchos no esperaron y le frenaron el plan PPP de privatización del Hospital de Clínicas. ¡Salu compañeras la lucha paga! 
Hay quienes no esperan: lo esencial es la vida la libertad, la lucha contra la opresión. 

Ningún Estado nos dice a los y las oprimidas que es esencial o no. 
Nadie mejor que los de a pie sabemos lo que es esencial.
Hay quienes ocupan, marchan, debaten. 

Y aquí abajo, nos  buscamos hasta encontrarnos para seguir la pelea. 
Para defender los territorios del saqueo y la destrucción del capital. 

Queremos  a las cientos de muchachas y muchachos desparecidos tras el narcotráfico tras la trata de personas o por los aparatos represivos que detienen torturan matan y desaparecen con total impunidad.  

No queremos que desparezcan a ningún Andrés Pereira más. Queremos la solidaridad  con su familia, con las familias de los muchachos de Meteoro.
Con la de los 12 presos quemados hace más de 6 años en la cárcel de Rocha, con los que mueren a diario por un sistema penitenciario que atenta contra la  dignidad humana.

Hay quienes denuncian y no callan ante las injusticias.
Hay quienes no olvidan. 
Hay quienes resisten 23 años del Obelisco al Filtro

Pero seguro, hay muchos que bajaron ya hace años  los ojos: 
No pueden mirar de frente a Norma. 
No pueden mirar la foto de Roberto ni Fernando. 
Muy cortos de memorias bajan las miradas y ya no apoyan más la soberanía del pueblo vasco ni recuerdan que ellos hace 23 años convocaron a salir a estas calles. Ya no están acá entre nosotros. 
Ya son una caterva de pobres burócratas ricos en tarjetas de bancos y llenos de olvidos mandando a reprimir, criminalizando a los que luchan y ordenando matar a los más desamparados en barrios y cárceles.

Pero la memoria mira lejos. 
Es profunda. 
Ella resiste y vive.
Está acá. 

Escudriña a los que olvidan, no le pierde pisada a las botas, a las mentiras históricas, a los fusiles, a los garrotes de los milicos al acecho de nuestros sueños.

La memoria vive en los que siguen creyendo en que en la solidaridad de los pueblos, está latiendo la ternura.

Que en la solidaridad de los que luchan está la ternura de una humanidad que no se entrega. 

Que lucha y luchará junto al pueblo vasco, palestino, mapuche hasta la emancipación.

Porque los Estados disparan, torturan, asesinan, desaparecen, 
Pero no nos vencerán si cultivamos una memoria que resista, que pelee sin fronteras, sin patrones, sin Estado comprometida con los que sueñan y crean esos otros mundos de  revolución.

Aun, compañeros, compañeras  creemos en la palabra. En esa palabra comprometida que se refleja en los hechos- compañeras, compañeros  afirmamos de verdad que: ¡No queremos más desaparecidos!
No basta con decir Nunca más sin actuar para impedirlo.  

Queremos acá entre nosotras, nosotros al compañero Santiago Maldonado. Desaparecido en la Patagonia por el Estado argentino el 1º de agosto. 
La gendarmería se lo llevó. Ellos lo desparecieron. 

Hoy también hemos caminado por él, hemos gritado con él, por su lucha solidaria, por su internacionalismo, con tanto dolor, con tanta  bronca. 
Queremos a Julio López. Queremos a todas y todos los desaparecidos
¡Vivos los llevaron vivos los queremos!
¡Esta memoria está viva, resiste!

Por la libertad de todas y todos los presos vascos
Por la libertad de todas y todos los que luchan

Fernando Morroni ¡Presente!
Roberto Facal ¡Presente!
Santiago Maldonado ¡Presente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario