Portada

Comunicado: Gavazzo contra la Condena Social

Todas y todos contra la impunidad.  Denunciamos una inminente ofensiva judicial contra activistas de DDHH por parte de la abogad...

Enfrentar la Criminalización




La criminalización de la pobreza y la protesta en Uruguay.

Cuando hablamos de criminalización nos referimos a una política represiva que hace foco en la pobreza y en la protesta, con similitudes y especificidades de acuerdo al sector al que va dirigido, pero que tiene como denominador común un sello claro marcado por su orientación de clase.Dos expresiones de una misma política con los mismos objetivos: mantener el control y perpetuar el orden capitalista.

Llamamos criminalización de la pobreza y de la protesta a un conjunto de políticas jurídicas, mediáticas y culturales desarrolladas por el Estado, dirigidas a construir una relación entre exclusión/peligrosidad y cuyos efectos son la creación de un enemigo interno al que hay que identificar, señalar, controlar y reprimir.El Estado, encaminado hacia el reforzamiento del sistema represivo institucional, apunta al control y represión delos sectores más excluidos y a la criminalización del conflicto social.Se trata de una política selectiva diseñada para quelos desposeídosno se organicen y politicen; que no lleguen a ser protesta organizada, pero si llegaran a serlo, también serán criminalizados.

La criminalización de la protesta va generando el aislamiento de diferentes sectores dentro de nuestra clase mediante campañas, por las cuales los distintos gobiernos, los medios masivos de comunicación comerciales y la clase política,intentan que sean visualizados como nocivos por el resto. Se van creando condiciones para armar un “crimen” o generar “sospechosos” a los que se persigue y reprime, o cuando menos es necesario vigilar y controlar. En este sentido, es tal el impacto de esa construcción, que a partir de ella, un simple acto de protesta como tirar un huevo o una bomba de pintura puede ser calificado como un atentado.

De a poco y a medida que las políticas de ajuste económico van aumentando, la criminalización de la protesta deja de ser selectiva y se generaliza ante cualquier conflicto. Así es como en los últimos años percibimos unaumento de las denuncias de infiltrados en las movilizaciones y luchas sociales. A su vez, se hace más visible la presencia de fuerzas de choque ante medidas gremiales y sindicales.El Poder Judicial, dependiente del poder político, deja de ser garantista y es cada vez menos imparcial, tomando por cierta la información aportada por los aparatos represivos del Estado.

Aunque no sea un fenómeno nuevo, se viene adaptando a los cambios coyunturales. La criminalización de la pobreza y la protesta social, tiene su forma particular de actuar a partir del ascenso al gobierno de partidos de corte “progresistas”, donde todo cuestionamiento al gobierno es demonizado. Teniendo como distintiva la mayor legitimidad que esta posee en amplios sectores de la población, a partir de que ahora quien dirige la represión son gobiernos denominados progresistas.

Todo este procesobasado en la injusticia, la explotación y la opresión, llevado adelante por el sistema capitalista, tiene su punto culminante en uno de sus mecanismos más perversos: las cárceles. El principal objetivo de éstas es la propia reproducción del sistema.Este sistema basado en la injusticia, viola sistemáticamente los derechos humanos, pero esto ocurre con una intensidad y una saña mucho mayor en las personas privadas de su libertad.La prisión también tiene un sello de clase y es selectiva, pues no todas las personas que cometen delitos, incluso los considerados delitos por la justicia -que también es de clase- se encuentran en prisión; sino aquellas seleccionadas por el sistema que tienen como característica una criminalización de la pobreza y luego de la protesta.Al parecer, la “propuesta” es mayor control social, represión e instauración de un Estado policíaco.

Desde esta área de trabajo pretendemos enfrentar esta política de criminalización de la pobreza y la protesta brindando las herramientas a nuestro alcance para contribuir a develar los mecanismos aplicados por ésta, así como realizar muestras, talleres, charlas y encuentros donde podamos ir construyendo juntas y juntos, desde abajo, nuestros propios mecanismos de autodefensa para contraponer a la aplicación de estas políticas de control social.

“Las leyes son para que las cumplan
los pobres.
Las leyes son hechas por los ricos
para poner un poco de orden a la explotación.
Los pobres son los únicos cumplidores de leyes
de la historia.
Cuando los pobres hagan las leyes
ya no habrá ricos.”

Roque Dalton.
Actividades: 



Jornadas Regionales Antirepresivas

1º Jornada Anti Represiva del 21 julio
Lugar: Salón de actos del IPA (Libertador y Guatemala)
Horario primer panel 17 horas.
"Criminalización de la pobreza, herramientas para resistir y denunciar en los barrios"


Propaganda, información y documentos:


Folleto informativo: Respeto x mis derechos

Material editado por Plenaria Memoria y Justicia, tiene como objetivo informar sobre los derechos de los jóvenes y menores acerca de sus derechos frente al abuso policial.





No hay comentarios:

Publicar un comentario